Abatidores de temperatura

Ventajas de contar con un abatidor de temperatura en tu negocio de hostelería

Abatidores de temperatura: ¿por qué no pueden faltar en tu local de hostelería?

Prolongar la vida de los alimentos garantizando las normas de higiene y seguridad es posible gracias a los abatidores de temperatura que podemos ofrecerte en Frío Innovación Rosareiro.

¿Qué es el abatimiento y por qué es tan importante en la cocina?

Se trata de un proceso por el cual se enfrían rápidamente los alimentos que están recién cocidos. Así, la temperatura interna de la comida desciende de forma notable en poco tiempo y se evita la proliferación de microbios. La rapidez, la celeridad, con la que realice ese proceso de enfriamiento es la clave del éxito del proceso.

Lo que hace el abatidor es propulsar aire a muy bajas temperaturas y hacerlo circular con unos potentes ventiladores. Este método para conservar los alimentos permite, además, alargar su fecha de caducidad, con el consiguiente ahorro económico al aprovechar mejor los recursos.

El uso de abatidores permite, así, mejorar la planificación del trabajo en la cocina, especialmente en hostelería, ya que permite, por ejemplo, la posibilidad de comprar materias primas en temporadas bajas, cuando el precio de estos productos es más asequible. De este modo, es posible preparar banquetes con mucha antelación.

En Frío Innovación Rosareiro sabemos que el uso de abatidores es fundamental en las cocinas profesionales porque frente a la congelación lenta, enfriar rápidamente los alimentos mantiene su buena calidad al no experimentar pérdidas de peso ni rotura de tejidos. . Contar con abatidores de temperatura te permitirá lograr agilizar los procesos que ejecutan los cocineros y reducir los costes gracias a un mayor aprovechamiento de las materias primas.

Tipos de abatimiento

Existen varios tipos de abatimiento, en función de las características del alimento y del tiempo que quiera conservarse. El abatimiento positivo es un proceso por el que la temperatura interna del alimento pasa de 90 grados centígrados a 3 en sólo 90 minutos. Dentro de esta variedad, el llamado soft chilling es un abatimiento rápido idóneo para conservar alimentos delicados, pequeños y delgados. Por su parte, el hard chilling está indicado para los productos grasos, densos y para las piezas grandes.

El abatimiento negativo consigue que la temperatura del interior del alimento baje de 90 grados a 18 bajo cero en cuatro horas y media. Este tipo de abatimiento es adecuado para todo tipo de productos que tengan que conservarse varios meses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *