Sistemas de Climatización para Restaurantes

Frío Innovación Rosareiro, expertos en la climatización de resturantes

Sistemas de Climatización para Restaurantes

Lugares agradables en los que sentirse casi como en casa para degustar un ricos platos y compartir buenos momentos. Los restaurantes son incluso espacios en los que se desarrollan momentos inolvidables de nuestra vida. Razón más que suficientes para apostar todo lo necesario para que los clientes estén lo más cómodos posible. Y uno de los aspectos que no se puede dejar al azar es el de la climatización. Es un punto clave para que los clientes disfruten de su estancia y repitan.

La climatización de un restaurante requiere contar con la ayuda de profesionales expertos en el sector. Profesionales con experiencia que sean capaces de evaluar múltiples factores que intervienen en las condiciones energéticas y térmicas del local, siempre teniendo presente el sistema de ventilación y el control de humos, olores, que pueden marcar la diferencia entre un restaurante agradable o todo lo contrario.

En Frío Innovación Rosareiro somos especialistas en este tipo de sistemas de climatización. Contamos con varios equipos de profesionales formados en climatización para restaurantes, lo que los convierte en técnicos perfectos para el desarrollo de proyectos de climatización con equipos innovadores, modernos y adaptables al diseño arquitectónico de cada local.

Antes de iniciar la ejecución de un proyecto de climatización de restaurante, es pertinente iniciar el dimensionamiento de todo el espacio del local, al igual que la distribución de cada uno de los ambientes que lo conforman. Uno de los de mayor prioridad es la cocina por lo que indicábamos anteriormente de la necesidad de controlar la ventilación, los humos y los olores, con el fin de reducir  el impacto sobre el resto de las instalaciones del restaurante,

En el sistema de ventilación debe de contar con un mecanismo de extracción que dirija el aire viciado hacia un punto de salida pasando previamente por filtros dispuestos que atrapen una gran cantidad de partículas y olores. En este sentido, uno de los puntos a tener en cuenta es la cantidad de aire que requiera ser renovado y el tiempo de tal renovación. Para esto, actualmente se disponen de sistemas electrónicos y sensores que monitorizan la calidad del aire, activando el sistema de extracción y ventilación cuando se requiera, reduciendo  significativamente el consumo energético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *